Páginas

jueves, agosto 07, 2008

Día 9: De Saint Robert (Missouri) a Chandler (Oklahoma)

El capullo del Star Motel nos ha timado un poquillo porque después de decirnos anoche que el desayuno estaba incluido, por la mañana nos dicen que allí no dan desayunos. Además el Motel es muy malo, así que ya sabéis donde no tenéis que ir: (Star Motel 1057 Old Route 66, Waynesville, Missouri).

Como somos tipos duros y nos gusta vivir peligrosamente, nos ponemos en marcha sin desayunar. Ya comeremos algo de fruta en el coche. A cinco minutos al oeste de Lebanon paramos en la tienda de antigüedades de Linda August, donde nos proveemos de todo tipo de souvenirs perfectamente prescindibles y que luego veremos más baratos en un montón de sitios.
Como hemos perdido bastante tiempo entre una cosa y otra, optamos por dejar las carreteras secundarias, y cogemos la autopista con rumbo a Galena. Al llegar comprobamos algo que va a ser bastante habitual al lo largo de la Ruta y es el hecho de que pueblos que teóricamente son grandes (es posible que en extensión lo sean), luego no tienen casi nada. Como digo Galena es un buen ejemplo, aunque al menos pudimos hacer unas fotos muy auténticas de una Ruta 66 en decadencia.

Como hemos visto el pueblo en un momento, hay 37 grados, y ya va siendo hora de comer, entramos en el único Restaurante que vemos abierto, el “Mi Torito”, un sitio de auténtica comida mexicana donde nos llevamos una sorpresa agradable, ya que hasta el momento es el mejor sitio en el que hemos comido en todo el viaje, y además nos trataron muy bien (saludos Rafael). Supongo que estarían alucinados de encontrarse allí a unos turistas hablando en español.
Nuestra ruta sigue por Riverton (nada reseñable), y por Baxter Springs, pequeño pueblo típicamente americano, donde parece que lo más destacable es que allí Jesse James robó un banco en 1876.

En Oklahoma la Ruta 66 está bastante conservada, así que no tenemos problemas para seguirla. En una de éstas nos encontramos con un lugar con gradas repleto de gente, coches, barbacoas… pensamos que se trata de un rodeo y que estaría guapo ver uno en vivo, así que paramos. Cuando nos acercamos nos damos cuenta de que en realidad es una carrera de coches, de estas super macarras que se ven en las pelis. El sitio se llama Creek County Speedway.
Hechas las fotos de rigor, ponemos rumbo a Stroud, con la intención de cenar en un Restaurante recomendado por la guía, aunque parece que a algún cliente no le satisfizo mucho la comida, porque cuando llegamos descubrimos que el local está calcinado.

video
No sé si lo sabréis, pero al menos en esta zona de los EEUU es difícil encontrar algo abierto para cenar más tarde de las 20:30. Un ejemplo es el siguiente pueblo al que fuimos (Chandler). Es sábado, sobre las nueve y media y ya está todo cerrado.
Llegamos hasta el final del pueblo, y nada, así que entramos en una gasolinera para dar la vuelta, con tan mala pata que lo hacemos por dirección contraria, justo cuando está repostando un coche de la policía (glup). Un poco para desviar la atención de nuestra pequeña infracción, y un poco por necesidad, le preguntamos al poli si hay por allí algún sitio abierto para cenar. En ese momento nos damos cuenta de que justo al lado hay un sitio con un cartel enorme que pone “ken’s Pizza”. El poli (que nos mira con cara de no estar pensando “estos putos guiris…”), nos recomienda lógicamente el mencionado local, y para no contrariarle, dirigimos hacía allí nuestras ruedas. Una vez allí, y por cómo nos mira la gente, nos imaginamos que no es muy habitual ver turistas de nuestros lares. Todavía alucinan más cuando pedimos una pizza tamaño “jumbo”, a pesar de las advertencias de la camarera de que era “very, very big”. La verdad es que no era nada big, así que acabamos con ella sin problemas.
Después de cenar buscamos motel y acabamos en el Lincoln, que no os recomendamos, porque en las habitaciones huele a humo, son pequeñas y hace un calor del copón.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues se de uno que estaria de un humor super bueno por no desayunar, ¿no?

Otra cosa que me extraña (bueno, pensandolo bien y conociendonos, no tanto ;-P) es que la pizza esa Jumbo no fuese realmente exagerada.

Sin mas, chicos, a seguir bien.

Arnold

McFer2k dijo...

Se agradecería que se dijera en qué estado estáis. La verdad es que yo os he perdido el rasto desde St.Louis. No sé si vais por Oklahoma , todavía en Kansas o ya llegando a Texas.

Saludos desde Munich,

Fermin.

McFer2k dijo...

Lo siento... acabo de ver en el título que lo ponéis :-) Por cierto, de Tulsa y Oklahoma City, ¿no contáis nada?

El infiltrado dijo...

No sabeis que el ayuno es signo de vitalidad en alguas religiones y seguro que os sienta bien para el body juas jua juas.....

Anónimo dijo...

hola chicos!!! que envidia de viaje!! bueno, veo que lo estais pasando fatal, eh? que penita me dais.. que, cuantas fotos llevais? conociendo a cesar, unas 4000 por lo menos... a la vuelta me debeis una cerveza para contarme todo, eh? un besote a todos desde huelva. sonia

Oscar dijo...

Epaaaa, parece que ya estais inmersos en la America profunda y que os moveis como pez en el H2O. Yo diría que el punto de inflexión ha sido la visita al WalMart y la compra de la nevera. Ahora, no olvideis ir reponiendo las cervezas y cuando paseis por el siguiente WalMart pillar un campingaz o una barbacoa, y así os arreglais esos desayunos. La photo del car derrapando es cojonuda. Ah, me ha hecho mucha gracia lo del día 8: "bruscamente, cuando el maldito móvil (que cada día que pasa estoy más convencido de que tiene más inconvenientes que ventajas) dijo que ya era la hora de ponerse a trajinar". Puto móvil, no?. Un abrazo y cuidarse!